17 jun. 2019

Regalos para profes: Galletas Caseras

¡Buenos días!

Última semana de cole y por aquí estoy ultimando y finiquitando un millón de cosas, buf.

Una de ellas, el regalito para los profes de mis hijos. Me gusta agradecerles su trabajo y dedicación al final de cada trimestre con un detallito, normalmente hecho por los niños y/o por mi.

En esta ocasión, me decidí por hacerles mis famosas galletas de mantequilla. Famosas porque desde que las publico en Instagram me llueven mensajes vuestros con miles de preguntas, así que aprovecho este post para contestaros y de paso daros unos truquillos y consejos.

En primer lugar deciros que no voy a repetir la receta aquí, ya os la dejé hace años aquí y tenéis un paso a paso completo. También podéis ver otras galletas que he hecho a lo largo de estos 10 años aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí .

Todas ellas están hechas de mantequilla, a excepción de las de Navidad, que son de jengibre, pero decoradas con técnicas diferentes: fondant, oblea o glasa.

Bueno, pues empiezo con los truquillos y consejos para que os salgan unas galletas perfectas. 

Aquí va mi Decálogo para la Galleta Perfecta:
 (perdonad porque no me ha dado tiempo a maquetar las fotos)

1.- Tómate tu tiempo. Máxime si nunca has hecho galletas. Hacer galletas requiere su tiempo. No es una receta difícil pero sí requiere tener paciencia y cierta habilidad.

2.- Utiliza ingredientes de calidad, sobretodo no cambies la mantequilla por margarina ni el azúcar glas por azúcar blanca molida en la thermomix o cualquier otro robot de cocina.

3.- La masa debe estar lo suficientemente fría pero modelable para poder estirarla con el rodillo y cortarla con los corta pastas. Si está caliente, la mantequilla estará tan derretida que se te pegará la masa en el rodillo. Si la masa está muy fría, va a ser imposible estirarla y cortarla.



4.- Haz pruebas con el horno horneando una sola galleta. La galleta debe quedar blanca pero hecha por dentro. En mi horno la temperatura ideal son 170º, calor arriba y abajo y 12 minutos.




















5.- Sácalas con cuidado de la bandeja del horno a una rejilla a enfriar. Cuidado al cogerlas con la espátula, están muy blandas y se te pueden romper.

6.- Cuando pongas las galletas cortadas en la bandeja, deja espacio para que no se junten las unas con las otras. Crecen un pelín y si se pegan te va a costar mucho separarlas (si te pasa, hazlo con un cuchillo, en caliente, antes de ponerlas a enfriar en la rejilla).

7.- Decóralas un mínimo de 24 horas después de haberlas horneado.





 8.- Para conservarlas antes de decorarlas, guárdalas en cajas metálicas, separadas por papel de hornear. Duran en perfecto estado varios meses.



9.- Si vas a regalarlas, mételas en bolsas aptas para guardar alimentos.



















10.- No te desesperes si la primera vez no te quedan perfectas. Como todo en la vida, es cuestión de práctica. 

Y, para terminar, aquí veis cómo se las hemos entregado a los profes:


Las cajitas son de un bazar chino, recorté una ventanita para que se vieran las galletas. Las etiquetas en forma de lechera son de Sostrene Grene y las etiquetas de "hecho a mano" son de Retif.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

No comentes por comentar ;) Deja tu comentario si realmente quieres decir algo relacionado con el post. Los comentarios hirientes, malintencionados, groseros, insultantes o con publicidad no serán publicados. ¡Gracias!